En Atelier. BordarMadrid hemos practicado encaje de bolillo, metafóricamente hablando, creando una nueva colección de encajes. Rastreando imágenes, indagando en archivos, recuperando muestras del pasado y viendo la posibilidad de reinterpretar el encaje en una versión que pudiera adoptar una novia moderna. ¿Romántico? . Decididamente sí, pero no añejo, ni cursi. Delicado? .Sí, pero con una nueva textura.

Hemos desarrollado una colección nupcial Sobre un delicado tul con tono, hemos bordado dibujos históricos con hilos de algodón, una versión  satinado, y otro más matérico y orgánico. Las novias de la próxima temporada tendrán su vestido de novia con su añorado encaje sin riesgo a desgarrarse las vestiduras.